Valoraciones – Leer más

La evaluación o valoración del estado de forma es aquella parte del proceso que nos va a permitir primero conocer cómo se encuentra el deportista, y después controlar si el método de entrenamiento llevado a cabo está surtiendo los efectos deseados.

Por tanto, el principal objetivo de la evaluación es mejorar el propio proceso de entrenamiento y, con ello, el rendimiento deportivo. La evaluación debe estar integrada dentro de la planificación y programación del entrenamiento. Además de la observación sistemática por parte del entrenador o técnico deportivo, es importante obtener datos objetivos de la condición física por medio de tests.

El rendimiento o marca deportiva de un atleta es el resultado de una compleja mezcla de factores fisiológicos, biomecánicos y psicológicos. Los tests que podemos realizar a un deportista generalmente se engloban dentro de alguno de estos tres tipos de factores. No existe ningún test que nos aporte información sobre el estado de forma global de un sujeto (esto nos lo daría la propia marca o resultado en competición, que debe ser siempre la medida definitiva del rendimiento). Una ventaja de la realización de tests es, precisamente, que éstos pueden aportarnos información sobre algunos de los factores responsables de la marca deportiva de un deportista en una determinada especialidad, pudiendo aislar e identificar la contribución de dichos factores al rendimiento.